Quien controla el Heartland controla el mundo, una teoría de difícil aplicación: una mirada a la Unión Euroasiática

  by    0   0

La teoría geopolítica clásica sostiene que el Heartland es el territorio que debe controlar una Gran Potencia para lograr expandir su influencia a nivel global. Pero de la teoría a la práctica hay un largo paso y, ciertamente, las diferentes iniciativas que se han dado en esa región, no han tenido el éxito deseado. En este post analizaremos la última iniciativa rusa para reorganizar su poder en el corazón del mundo, la Unión Euroasiática, que ha entrado en vigencia en 2015.

Para comprender cuál es el estado de la integración en Eurasia se responderán cuatro preguntas:
1. ¿Cuáles son las iniciativas económicas de Rusia en Eurasia?
2. ¿Cuál es el rol económico de Rusia en Eurasia?
3. ¿Cuáles son las fortalezas de la Unión Euroasiática?
4. ¿Qué efectos tiene la Unión Euroasiática sobre los socios de Rusia?

¿Cuáles son las iniciativas económicas de Rusia en Eurasia?         

Desde fines de la década del ’90 Rusia intentó generar una nueva periferia económica mediante diversas iniciativas. Sin embargo, algunas de ellas no lograron prosperar y debieron reformularse, por ejemplo, la Comunidad Económica Euroasiática (EurAsEc) del año 2000 cesó su existencia en 2015 para ser superada por la Unión Económica Euroasiática. Aunque, sufrió cambios en su membrecía, Kirguistán y Tayikistán ya no son miembros fundadores.

Cronología de iniciativas rusas:

  • 1999: Tratado sobre la Unión Aduanera y Espacio Económico Único (Bielorrusia, Kazajstán, Kirguistán, Rusia y Tayikistán)
  • 2000: Comunidad Económica Eurasiática (EurAsEC) (Bielorrusia, Kazajstán, Rusia, Kirguistán, Tayikistán)
  • 2003: Tratado sobre la conformación del Espacio Económico Único (EEU) (Bielorrusia, Kazajstán, Rusia y Ucrania)
  • 2007: Tratado sobre la Comisión de la Unión Aduanera y Conformación de la Unión Aduanera (UA) (Bielorrusia, Kazajstán, Rusia)
  • 2010: Establecimiento de la Unión Aduanera (UA) (Bielorrusia, Kazajstán, Rusia)
  • 2011: Tratado sobe la Comisión Económica Euroasiática (CEE). Decisión del Consejo Económico Euroasiático para iniciar la conformación del Espacio Económico Único (EEU). Declaración sobre la Unión Económica Euroasiática (UEE) (Bielorrusia, Kazajstán, Rusia)
  • 2012: Establecimiento del Espacio Económico Único (EEU). Comisión Económica Euroasiática comienza a funcionar (Bielorrusia, Kazajstán, Rusia)
  • 2014: Tratado de la Unión Económica Euroasiática (UEE)
  • 2015: EurAsEc deja de existir. Unión Económica Euroasiática (UEE) entra en efecto en enero de 2015. Armenia ingresa a la Unión. Tayikistán evalúa ingresar.

Para entender el alto dinamismo en materia de creación de gupos regionales por parte de Rusia desde el 2000, deben tenerse en cuenta dos cosas:

a) el alza de los precios del petróleo, que otorgó desahogo financiero a Moscú, y

b) las disputas con Occidente, a razón de diversos conflictos (entre otros, Siria y Ucrania), que fueron convenciendo al Kremlin de que la OTAN y la UE no dejarían de integrar miembros e intervenir en zonas de interés rusas.

¿Cuál es el rol económico de Rusia en Eurasia?

En principio es importante analizar cuál era la posición comercial de Rusia a la hora de fomentar la puesta en marcha de la Unión, entre 2010 y 2014.

Nueva imagenFuente: Nicu Popescu, Eurasian Union: the real, the imaginary and the likely. CHAILLOT PAPER Nº 132 — September 2014 2012

Como se observa a simple vista, el peso como mercado consumidor de Rusia es bajo, salvo para Bielorrusia, Ucrania y Armenia —y sólo en Bielorrusia tiene un rol crítico (primer mercado de importancia, con una distancia considerable del segundo)—. Esto explica por qué necesita Rusia crear una nueva estructura arancelaria regional: para favorecer su posicionamiento vis a vis Europa y China, sus mayores competidores comerciales.

¿Cuáles son las fortalezas de la Unión Euroasiática?

Ahora bien, analicemos qué producción “civil” puede aportar la Unión Económica Euroasiática al mundo:

Cuadro 1

Imagen prod

Cuadro 2

Nueva imagen (2)

Fuente: Eurasian Economic Integration: Facts and Figures

Resulta evidente que el potencial del bloque se basa en los productos primarios, destacándose especialmente en girasol, remolacha azucarera, papas, trigo, carnes, granos, legumbres, y gas y petróleo; en estos productos está dentro de los tres primeros proveedores a nivel mundial. Desde luego, esto demuestra que luego de 20 años de la caída de la URSS Rusia no ha encontrado una configuración eficiente para producir competitivamente productos más allá de los commodities.

Dentro del sector industrial, las industrias militar y espacial son las únicas que han logrado tener un alto dinamismo luego del colapso soviético; desde mediados de los ’90 ambas han logrado crecer vía exportaciones (de bienes y servicios).

Actualmente encuentran competencia por parte de China, que produce copias de los productos rusos y también ofrece servicios espaciales; sin embargo, Rusia tiene ventajas suficientes para ofrecer productos de competitivos al mundo en estas materias, si sostiene la inversión en I&D.

Sobre Kazajstán y Bielorrusia, cabe señalar que la industria militar está ligada a la de Rusia, razón por la cual en la medida que éste último logre superar los impedimentos ambos países seguirán creciendo.

Entonces, debe analizarse qué rol se le dará a la industria civil en la Unión Euroasiática, ya que en la industria bélica/espacial y los productos primarios queda en claro que existen ventajas. Esto se verá en el próximo interrogante, ya que se relaciona con los efectos de la Unión en el comercio de cada miembro.

 ¿Qué efectos tiene la Unión Euroasiática sobre los socios de Rusia?

En principio, la protección de la industria se ejecutará vía aranceles, ya que se tomó la estructura tarifaria de Rusia, el actor más grande de la Unión, que tiene los mayores niveles de protección (análogo a lo sucedido con el MERCOSUR en los ’90, en donde se tomó la estructura arancelaria de Brasil).

Previo a la entrada a la OMC (en 2012), Rusia tenía un arancel NMF ponderado por comercio de 9,1%. Fruto de los compromisos que asumió con la OMC, hoy se estima en números cercanos a 7,4%. Para tener visión en perspectiva, en 2012, Ucrania tenía 2,7%, Armenia 3,4% y Kirguistán 4%. Para cualquier país de los recién citados, unirse significaría casi duplicar los aranceles existentes.

Por su parte, Bielorrusia y Kazajstán actualmente tienen aranceles más cercanos a los de Rusia.

Sin embargo, para Kazajstán los cambios tuvieron costos: debió realizar modificaciones importantes, ya que antes de acordar con Rusia y Bielorrusia tenía una estructura arancelaria más baja que la actual, y eso, como veremos, le generó desvío de comercio: desde su ingreso a la Unión Aduanera las importaciones de autos desde Corea del Sur, Japón y Alemania se redujeron y crecieron vis a vis las de autos rusos (Dreyer y Popescu, 2014).

En el caso de Bielorrusia, al tener historicamente aranceles similares a los de Rusia, no debió hacer cambios tan drásticos. Pero eso no evitó conflictos con Moscú: hay repetidas acusaciones de que las autoridades rusas aplican medidas no arancelarias (como las fitosanitarias) a los productos agrícolas bielorrusos.

Volviendo a los miembros pequeños, Armenia y Kirguistán (si ingresa definitivamente en 2015), éstos deberán ajustar considerablemente sus aranceles existentes; como señala Nicu Popescu “importar de China y Europa será más caro” (2014).

Y para Ucrania, el socio que Moscú siempre quiso en sus iniciativas, el ingreso tendría un impacto similar; razón por la cual, aun suponiendo que el conflicto bélico cese, una ardua negociación económica sería necesaria para que sea socio de la Unión.

Conclusiones

Los intentos rusos por unificar bajo una entidad regional a todos los actores de su periferia han sido varios, multiplicándose en la última década.

Sin embargo, una cuestión es promover una coordinación política regional, que no requiere un compromiso mayor que la asistencia a Cumbres y la realización de Declaraciones comunes ante crisis. Pero cuando se deben realizar acciones económicas, homogenizando aranceles comunes y otras medidas que afectan a la población de todos los países integrantes (para bien o para mal), el compromiso tiende a ser más difícil de asumir, porque siempre algún sector gana y otro pierde, y los apoyos económicos de la elite gobernante pueden alterarse, afectando la estabilidad.

Es por esto que una ampliación más allá de los miembros existentes se tornará difícil, países de tamaño medio con elites económicas y políticas con autonomía relativa (como Turkmenistán, Uzbequistán), no avanzarán en esquemas que cambien el statu quo, encareciendo importaciones. La excepción podría darse con países pequeños (de bajo valor comercial) y fácilmente influenciables, como por ejemplo, Kirguistán y Tayikistán, que en el corto plazo podrían estar formalizando su ingreso a la Unión.

Finalmente, lo que resulta un hecho, independientemente de su ampliación, es que la Unión es un Superpoder en materia de recursos primarios, razón por la cual América Latina y otros proveedores de recursos naturales podrían comenzar a padecer competencia en algunos de los mercados si la Unión Euroasiática comienza a actuar coordinadamente en materia internacional.

Bibliografía

  • Eurasian Economic Integration: Facts and Figures, 2013
  • Nicu Popescu y Iana Dreyer, The Eurasian Customs Union: The economics and the politics, European Union Institute for Security Studies
  • Nicu Popescu, Eurasian Union: the real, the imaginary and the likely. CHAILLOT PAPER Nº 132 – September 2014
  • Arevik Mkrtchyan y Hinnerk Gnutzmann, Mutual Protectionism? An Assessment of the Eurasian Customs Union, Department of Economics, European University Institute, 2013.

Deja un comentario

Back to Top