Puerto nuevo, ruta nueva: una oportunidad para el reordenamiento metropolitano

Nueva imagen (10)

La apertura de la terminal portuaria TECPLATA (en La Plata) y la modernización de la Ruta 6 (convirtiéndola en autovía, que va de Zárate a La Plata) presentan oportunidades excelentes para lograr dos objetivos:
• mejorar la logística industrial del tercer cordón bonaerense, es decir, la denominada Región Metropolitana de Buenos Aires (RMBA) y
• reordenar la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), haciéndola mirar al río.

Para entender de manera simple de qué estamos hablando cabe mostrar los siguientes mapas:

Nueva imagen (11)

A simple vista, puede observarse que doce partidos bonaerenses están beneficiados por este trazo vial, ya que pueden acceder a cualquiera de los puertos de Zárate y La Plata (TECPLATA) sin tener necesidad de acercarse a las principales autopistas que rodean a la Ciudad de Buenos Aires. De esta manera, en tanto las condiciones de la autovía se mantengan correctamente, existen oportunidades de fomentar el desarrollo de varias ciudades intermedias bonaerenses.

Nueva imagen (12)

Con respecto al puerto de Buenos Aires (Puerto Nuevo, situado a la izquierda de la Reserva Ecológica), se observa, como diferentes expertos han señalado, que ha quedado “atrapado” en la ciudad, imposibilitando que se pueda hacer un plan racional que mejore la eficiencia. Después de todo, la ampliación de la terminal (si se llegara a encontrar espacios para hacerlo) para recibir más carga afectaría directamente a la vialidad de la CABA, ya que en la actualidad los camiones colapsan las inmediaciones del puerto.

1. Ruta 6 y TECPLATA

La Ruta 6 conecta a gran parte de los partidos más importantes bonaerenses, y cruza en su recorrido a las Rutas Nacionales 3, 5, 7, 8 y 9, creando potenciales nodos logísticos (si se realizan las obras para establecer parques especializados en esa tarea).

Nueva imagen (13)

La ruta inicia en Zárate (puerto y centro industrial consolidado), continúa en Campana, Exaltación de la Cruz, Pilar, Luján, General Rodríguez, Marcos Paz, General Las Heras, Cañuelas, San Vicente, Brandsen y La Plata (aspirante a nuevo puerto y centro logístico).

Nueva imagen (14)

Diversos municipios se conectan con los que recorre la Ruta 6: Arrecifes, San Antonio de Areco, Carmen de Areco, Salto, Mercedes, Junín, Navarro, Chivilcoy, Lobos, San Miguel del Monte, Chascomús, General Belgrano, entre otras.

Asimismo, el ferrocarril alcanza a cada uno de los doce municipios que recorre la Ruta 6, aunque salvo en Pilar, que tiene diversos servicios diarios, en el resto suele ser más simbólico y no es una fuente confiable de transporte.

Es importante resaltar que entre dichos partidos se concentra gran parte de la población provincial:

Nueva imagen (15)

La Plata (654.324 hab.) y Pilar (299.077 hab.) están entre los veinte más poblados. Y si extendemos la lista a los cincuenta partidos más poblados, seis pertenecen al área de influencia de dicha obra vial: La Plata, Pilar –ya mencionados–, y Zárate (114.289 habitantes), Luján (106.273 hab.), Campana (94.461 hab.), Gral. Rodríguez (87.185 hab.) y Presidente Perón (81.141 hab.)

En materia de Producto Bruto Geográfico (PBG) encontramos lo siguiente:

Nueva imagen (16)

La Plata (17.760 millones de pesos constantes), Pilar (5.158 millones de pesos constantes) y Campana (4.844 millones de pesos constantes) están entre los veinte primeros partidos generadores de PBG. Y si consideramos los cincuenta principales generadores de PBG, debemos incluir en la lista a Zárate (3.095 millones de pesos constantes), Luján (1.547 millones de pesos constantes) y General Rodríguez (1.482 millones de pesos constantes).

Por último, si medimos el peso de exportaciones, tenemos un rendimiento similar:

Nueva imagen (17)

Zárate (17.295 millones de pesos), Campana (8.090 millones de pesos) y La Plata (1.582 millones de pesos) están entre los veinte partidos más exportadores. Y cuando tomamos a los cincuenta más exportadores, debemos adicionar a Pilar (1.371millones de pesos) y a Luján (714 millones de pesos).

TECPLATA se presenta como una buena y necesaria opción para la ampliación de capacidades portuarias argentinas. Es positivo el hecho que tenga accesos más convenientes que el Puerto de Buenos Aires (Puerto Nuevo).

• En principio, tiene (siempre que las vías estén en condiciones) acceso a todos los ramales de trocha ancha del país: Ferrosur, Nuevo Central Argentino (NCA), Belgrano Cargas, y Ferro Expreso Pampeano.

• En términos viales, desde el norte se ingresa por la Ruta 6, la Av. 122, la Av. 60, la Ruta Provincial 215, y la Autopista Bs.As.-La Plata. Por el sudoeste, la Ruta Provincial 215, Ruta Provincial 13 y Av. 520, Av. 122 y Av. 60.

• En materia fluvial, cuenta con algunas ventajas más que el Puerto Nuevo, ya que está en la primera etapa de la hidrovía, teniendo que viajar menos.

Nueva imagen (18)

2. La vuelta de CABA al río

El Puerto Nuevo encuentra problemas serios para su evolución eficiente en el mediano plazo. Dos de las propuestas de expertos más consideradas para que el puerto amplíe sus operaciones, son el relleno de dársenas, solución aplicada en diversos puertos del mundo, o avanzar sobre el río, ocupando un amplio sector frente a la escollera de protección (Raúl Escalante e Ing. Ricardo Schwarz, 2014).

Sin embargo, si extendiera su área de operaciones causaría más problemas logísticos a los ya existentes cuando los camiones bloquean la zona portuaria y sus alrededores, llegando inclusive hasta General Paz y Panamericana, generando caos cotidiano en la Avenida Madero. Como señala Antonio Zuidwijk, hay que mirar a Filipinas para no cometer errores similares: “en cierto momento los problemas de tránsito convencieron a las autoridades de la ciudad de Manila, de prohibir la circulación de camiones en ciertos horarios. Esta medida se mantuvo durante 9 meses y los resultados fueron desastrosos. El puerto de Manila dejó de operar normalmente, se formó una enorme congestión y el PBI de Filipinas comenzó a bajar. Asimismo, en el caso de Buenos Aires, el tema de Villa 31 debe ser estudiado con seriedad”.

La apertura de TECPLATA nos da una oportunidad para la refuncionalización del Puerto Nuevo, reduciendo su papel como puerto de cargas (que podrían ser absorbidas por otros puertos, en este caso TECPLATA), orientándolo a la recepción de cruceros.

Es que si se piensa al puerto como un compartimiento estanco, las soluciones seguramente mejoren su rendimiento actual, pero arruinen a la ciudad. Al ser imposible mejorar los accesos, más carga significa más colapso, y por tanto, menos valorización de la región portuaria, lo cual afecta a la CABA que recibe importantes ingresos por turismo. Sin duda, sea la “Ciudad Judicial” alguna vez planteada u otro proyecto, es necesario que la zona de la Av. Ramón Castillo vuelva a ser incorporada como una región valiosa y no como un lugar de paso.

La reducción del puerto y de su tránsito ayudaría a que se pudiera recuperar el río, ampliando el desarrollo, como sucedió con Puerto Madero (no se toma a la construcción indiscriminada como un buen indicador, pero sí a que la región pasó a ser utilizada por la sociedad). El caso paradigmático a nivel internacional es el de Barcelona, que en los ’80 abre al público al muelle Bosch i Alsina, y comienza a ser incorporado por la ciudadanía. Luego, el proceso se amplía generando un polo turístico (local y extranjero) destacado. Las instalaciones portuarias para carga se desplazaron al sur, modificando el curso del río Llobregat (frente a Montjuic). En el caso de la ciudad española, la Zona de Actividades Logísticas (ZAL) queda fuera del centro turístico de la ciudad (zona de influencia de las Ramblas, Barceloneta).

Nueva imagen (19)

Conclusiones

Resulta claro que las dos obras realizadas dan (si se mantiene una visión estratégica) una oportunidad de mejorar el ordenamiento territorial de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y de la Región Metropolitana de Buenos Aires (RMBA).

Por un lado, la Ruta 6 permitiría crear nuevos nodos logísticos que impulsarían el desarrollo no sólo de los partidos de la RMBA, sino también de los que se encuentran más hacia el interior de la provincia.

La creación o mejoramiento de autopistas/autovías en sentido este-oeste que se conecten con la Ruta 6 (que va de norte a sur) y la reactivación de ramales de carga, al menos hasta la Ruta 6 (para que ahí hagan trasbordo a camión), también resulta crucial.

Cabe señalar que esto último sería un resultado subóptimo, ya que lo más conveniente es que la carga directamente llegue en tren al puerto. Pero como los servicios metropolitanos de trenes de pasajeros están cerca de su límite (y agregar carga comprometería al sistema de transporte de pasajeros) la opción de transbordar lejos del núcleo más poblado del Conurbano es una segunda alternativa. Entre el límite de la Ruta 6 y la CABA se puede incentivar el transporte de pasajeros hacia la Capital y entre el límite de la Ruta 6 y el resto de la provincia, los trenes de carga.

Nueva imagen (20)

En lo que respecta al puerto de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la reducción del mismo dedicado a cargas sería positiva, ya que podría priorizarse la creación de una terminal de cruceros con mayor capacidad. De hecho, si se mejorara la movilidad y la urbanización alrededor de Av. Antártida Argentina, Comodoro Py y Av. Ramón Castillo, se tendría un corredor atractivo que conectaría a los cruceros con el centro turístico porteño (Av. 9 de Julio, Pza. de Mayo, Av. Santa Fe, Puerto Madero). Además, la mejora de la zona comprendida entre Puerto Madero y la Costanera (Aeroparque), hoy ocupada por cargas del puerto, ofrecería a los habitantes de la ciudad y a sus visitantes mayor superficie de espacios verdes.

Nueva imagen (21)

Finalmente, vale decir que quizás estos cambios den a la ciudad una nueva oportunidad de reorganizarse. Juan Alberto Roccatagliata señala en “Los Ferrocarriles en la Argentina”: “De haberse construido el puerto en la boca del Riachuelo del Sur (como proponía el Ing. Huergo, y no donde hoy está Puerto Madero), otras hubieran sido las condiciones urbanísticas de Buenos Aires, ya que el no hacerse de ese modo quedó con el Puerto en el centro y de espaldas al río”.

 

Bibliografía

Antonio Zuidwijk, Hay que estudiar el nivel de competencia, Consejo Portuario Argentino, 04/02/2015.

Comisión de Área Metropolitana CAI – CPAU, Cuaderno 2 “Puertos”, septiembre del 2014.

Web del Puerto de Barcelona: http://www.portdebarcelona.cat/es/web/port-del-ciudada/40

Web de Asociación de Centros de Transporte de España: http://www.acte.es/pagestatica.aspx?id=27

Juan Alberto Roccatagliata, Los Ferrocarriles en la Argentina, Ed. EUDEBA, 2014.

Back to Top