Más allá del conflicto, una mirada económico-productiva de la Hidrovía: oportunidades para dinamizar la presencia argentina en el Cono Sur

A simple vista la hidrovía no está presente en la mente de los argentinos. Por un lado, porque no hay un cabal entendimiento de lo que es, y por otro lado, no se comprende el potencial productivo de la misma y sus ramificaciones internacionales.

En este post se buscará explicar qué es la hidrovía, describir las actividades económicas en su área de influencia y señalar las oportunidades que tiene la Argentina si desarrolla una política específica para esta iniciativa regional.

hidrovia2

Ante todo es crítico entender qué es la hidrovía y cuál es su contexto regional:

  • La hidrovía es un programa que busca coordinar políticas fluviales a lo largo de los ríos Paraguay-Paraná, partiendo de Puerto Cáceres (Brasil) y llegando a Puerto Nueva Palmira (Uruguay). Dicho programa abarca 3,8 millones de km2, una población de 73,2 millones de habitantes y su PIB se estima en US$ 419.341,1 millones (93,4% del mismo es aportado por Brasil y Argentina).
  • En buena medida, la creación del MERCOSUR, que generó desde comienzos de los ´90 un alto crecimiento del comercio intrarregional con relación al pasado, llegando a su punto más alto en 1998 (cuando alcanzó el 25%), fue uno de los desencadenantes más importantes para tratar las acciones sobre el curso de agua.
  • Según las autoridades de la hidrovía los objetivos centrales son: “mejorar las condiciones de navegabilidad del sistema Paraguay-Paraná hasta alcanzar un óptimo de utilización durante las 24 horas, los 365 días del año, adaptar y redimensionar la flota y mejorar la infraestructura de los puertos allí emplazados, acorde a los requisitos actuales de intercambio comercial en el área de influencia”.
  • El incremento del comercio transportado por flete fluvial se vuelve relevante porque en materia de costos: cada barcaza lleva 1500 toneladas, equivalente a 60 camiones.

Con relación a las matrices económicas-productivas que se encuentran en el área de influencia de la Hidrovía, de acuerdo a IIRSA, se puede analizar la siguiente segmentación.

Cuenca del Plata

  • Mato Grosso (BRA): clústers oleaginosos, principalmente sojero.
  • Mato Grosso de Sul (BRA): industrias relacionadas a la alimentación; madera, curtiembres, minería y cemento.
  • Santa Cruz (BOL): complejo oleaginoso, industrias alimenticias, textiles y curtiembres; petróleo y gas, y servicios portuarios (Pto. Suarez)
  • Área de Influencia del Estado de San Pablo (BRA): industria alimenticia (énfasis en cítricos y caña de azúcar), biocombustibles (derivado de caña de azúcar) y ganadería bovina y avícola.
  • Área de Influencia del Estado de Paraná (BRA): producción maicera, de caña de azúcar y mandioca, y de industria textil, celulósica y maderera.
  • Área de Influencia del Estado de Santa Catarina (BRA): producción avícola y ganadera, e industria textil.
  • Área de Influencia del Estado de Rio Grande do Sul (BRA): producción arrocera, ganadera bovina y avícola, e industria textil.
  • Paraguay: clúster oleaginoso, de frutas frescas, de balanceados –desde la producción de maíz, trigo y soja–; procesamiento de la madera y del algodón; y producción metalmecánica.
  • Formosa (ARG): centro de producción de petróleo, y producción de algodón y soja.
  • Chaco (ARG): producción e industrialización del algodón, con potencialidad para la soja y ganadería.
  • Misiones y Corrientes (ARG): clúster maderero-celulósico-papelero, producción de yerba mate y té.
  • Entre Ríos y Corrientes (ARG): producción arrocera, ganadera y bovina.
  • Santa Fe (ARG), Rafaela-Casilda: producción agroindustrial, metalúrgica y metalmecánica; e industria láctea.                
  • Rosario-Santa Fe-San Nicolás (ARG): clúster agroindustrial oleaginoso y cerealícola; procesamiento y embarque de soja; producción de aceites vegetales y harinas; industria siderúrgica, química, petroquímica y metalmecánica automotriz.
  • Uruguay (ARG): producción agrícola-ganadera; industria celulósica-maderera; y servicios portuarios (para cargas graníferas de Bolivia y Paraguay).          

Peso de la hidrovía en las exportaciones de los países mediterráneos y Estados brasileños sin salida al mar:

  • Para Bolivia es bajo; tan sólo el 2,7% sale por esta vía. Las mercancías se exportan mayoritariamente por Chile y el gas por el gasoducto Gasbol (a Brasil), Yacuiba y Juana Azurduy (a Argentina).
  • Para Paraguay es central; la hidrovía afecta al 85% de sus importaciones y exportaciones.
  • Con relación a Brasil (Mato Grosso y Mato Grosso del Sur), el peso del medio fluvial es limitado, pues la soja sigue saliendo mayoritariamente por los puertos de Santos y Paranaguá.

 ¿Entonces, qué oportunidades tiene la Argentina si potencia la hidrovía?:

  • Atracción de Estados brasileños sin litoral: desde que el país reforzó con autopistas y vías férreas las conexiones Oeste-Este hacia los puertos antes mencionados, la incidencia de Argentina para las exportaciones de Estados del Centro-Oeste cayó. Como dato histórico vale tener en cuenta que Brasil luchó para establecer la “libre navegación” en la Cuenca del Plata mientras que rechazó ese planteo para el Amazonas a lo largo del siglo XIX.
  • Sin embargo, estos corredores padecen el “costo Brasil”, que es mal estado de la infraestructura, lo cual encarece los fletes. En este caso, una hidrovía plenamente funcional incentivaría a los Estados brasileños a enviar sus exportaciones por este medio.
  • Acercamiento a Bolivia: el auge del agro boliviano en Santa Cruz de la Sierra es crucial. Si esta región incrementa su cosecha de soja y sus derivados, como se espera que suceda (el gobierno plantea pasar de 5 millones de hectáreas a 13 millones), podría verse aumentada exponencialmente la cantidad de exportaciones por este medio; la eficiencia en la hidrovía será crucial para que se sostenga de ese modo (para no retornar a la exportación vía camión por la aduana chilena, como en la primera época de explotación sojera en Bolivia).
  • También, sería de interés para el país mediterráneo exportar otros productos por esta vía, como el hierro; y el manejo eficiente con amplia capacidad de carga será crucial para que suceda. La política argentina en esta materia ayudaría a Bolivia y su objetivo geopolítico de reducir las exportaciones vía Chile. Todo esto permitiría sin duda fortalecer las relaciones.
  • Acercamiento a Paraguay: para la Argentina, una mejora de la hidrovía y una política específica para lidiar con el manejo fluvial y las industrias relacionadas como la naval, permitiría a Argentina tener nuevamente una relación fuerte con el vecino país -como supo tener hasta la década del ’40-. Para Paraguay, una relación de confianza con la Argentina le permitiría balancear el peso que está teniendo Brasil (brasiguayos y tensiones por operaciones de vigilancia de fronteras por parte de Brasil, entre otras).
Back to Top