Libro recomendado: “De Malvinas a Hong Kong. El Conflicto del Atlántico Sur y el fin de los Tratados Desiguales”, de Manuel A. Paz (EUDE, 2015).

La publicación consiste en dos secciones. En la primera, De Malvinas a Hong Kong nos muestra cómo el oportunismo estratégico de China imperó sobre el pedido de apoyo realizado por la Argentina al inicio de la Guerra de Malvinas y cómo una negociación paralela con el Reino Unido le permitió recuperar la región de Hong Kong, decretando el fin de los Tratados Desiguales.
En la segunda sección, la obra analiza las negociaciones sostenidas entre la República Argentina y el Reino Unido durante 1980 en torno a un posible acuerdo de un retro-arriendo (“lease-back”) sobre las Islas Malvinas. Asimismo, se realiza una exposición de las condiciones de la “Opción Hong Kong” en la actualidad.” (EUDE).

 

El retorno de Hong Kong a China
Basta con escuchar tan sólo las primeras frases esbozadas por Manuel Paz para preguntarse; “¿pero qué tienen que ver las Malvinas con el retorno de Hong Kong a China?”, para sorpresivamente escuchar que la República Popular de China utilizó la Guerra de Malvinas de 1982 para presionar al Reino Unido, y así finalmente recuperar la región de Hong Kong.
Contrario a lo que muchos pudieran suponer, este no es un estudio comparativo sobre estas dos posesiones coloniales británicas, sino más bien un estudio destinado a demostrar, por primera vez en la historia, como el oportunismo chino se expresó en su máxima potencia.
Contando con un extenso e intenso uso de fuentes bibliográfica, el politólogo Manuel narra los orígenes de las colonias de Malvinas y de Hong Kong, junto con el desarrollo de las relaciones del Reino Unido para con Argentina y China durante los siglos diecinueve y veinte, y los distintos roles jugados por otras potencias influyentes durante estos períodos, principalmente Estados Unidos y Rusia (o la URSS).
Centrándose así en el desarrollo de Hong Kong como colonia británica, el autor expone sistemáticamente las posiciones encontradas de, por un lado, la abstención británica a entablar cualquier tipo de negociación sobre Hong Kong durante todo el siglo veinte, frente a una resistencia china de entablar negociaciones hasta que su posición pudiera resultar favorable.
Esta dinámica, donde el pragmatismo era el valor reinante, llegó a su fin en 1979 debido a un error estratégico británico, derivando finalmente para diciembre de 1981 en una resolución por parte de las autoridades chinas a esperar el momento oportuno para presionar a Gran Bretaña.
Así, en abril de 1982, cuando la Argentina buscaba que China la apoyara ante una eventual presentación del Reino Unido ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, una negociación paralela entre el líder chino Deng Xiaoping y el ex Primer Ministro británico Edward Heath le permitió a China presionar a una Gran Bretaña comprometida, para poner fin a la denominada Era de la Humillación china, sentenciando así el fin de los Tratados Desiguales.

 

La “Opción Hong Kong” en la Cuestión Malvinas
La segunda parte del libro, tal como comenta el autor, detalla las negociaciones sostenidas entre la República Argentina y el Reino Unido en 1980, en torno a la opción del retro-arriendo (lease-back), también conocida como la “Opción Hong Kong”.
Esta negociación, que sorprendentemente se origina a gracias a un ofrecimiento británico, fue la última opción que se presentó antes de la irrupción del Conflicto del Atlántico Sur (CAS). Centrada alrededor de la idea de un tratado de arrendamiento, similar al impuesto por el Reino Unido a China en 1898, esta ronda de negociaciones se mantenía, hasta la presentación de este libro, como una de las etapas previas al CAS menos conocidas e investigadas en nuestro país.
Abordando así esta cuestión, tanto en su etapa histórica como también así sobre la posibilidad de esta opción en la actualidad, el autor indaga en la última parte de su libro sobre las condiciones particulares que tuvo el proceso de retorno de Hong Kong a soberanía china, y sus posibles implicancias sobre la Cuestión Malvinas.
“No digo que éste vaya a ser el camino o la receta por la cual se vaya a solucionar hoy el conflicto por la soberanía de las Islas, pero creo que al menos nos debemos un debate serio sobre esta opción”, afirma Manuel Paz.

Back to Top