Lezama: un paso más de la recuperación ferroviaria

A partir del 4 de julio se agregó un servicio ferroviario de pasajeros entre las estaciones de Plaza Constitución (C.A.B.A.) y Lezama (cabecera del partido homónimo) con material rodante chino.

Dicha adición se hace en sintonía con la rehabilitación del servicio brindado entre las estaciones de Plaza Constitución y Mar del Plata, hecho acontecido el 3 de julio pasado tras dos años de suspensión por las inundaciones que se produjeron en la provincia de Buenos Aires[1]. El ramal implicado pertenece al Ferrocarril General Roca (FCGR) y los servicios son brindados por la estatal Trenes Argentinos Operaciones.

Los 161 km del trayecto conllevarían 3 h de viaje, aproximadamente. El costo de los pasajes variaría de 75 a 210 pesos dependiendo del día, temporada y clase (primera o pullman). De lunes a sábados hábiles habrá un tren diario desde Pza. Constitución a las 18:07 h y otro desde Lezama a las 5:40 h.[2]

Las localidades conectadas por el servicio son Brandsen, Chascomús y Lezama (cabeceras de sus respectivos partidos homónimos), y parajes o estaciones secundarias como Jeppener y Altamirano (en el partido de Brandsen), Gándara y Adela (Chascomús), y Monasterio (Lezama). El tren efectúa paradas en todas las estaciones.

¿Cuáles son los beneficios de la recuperación del servicio adicional a Lezama?

 – Le otorgará una alternativa de transporte regular y rápida[3] a las poblaciones de los partidos bonaerenses de Brandsen, Chascomús y Lezama, las cuales sumarían 70.000 habitantes.

– El costo de los pasajes es menor en comparación con las tarifas de los servicios de micros[4].

– Se aplicará una modalidad de tarifas flexibles (según la temporada o el día de la semana que se viaje).

– El tren se detiene en todas las estaciones, maximizando la movilidad.

– Pueblos y parajes como Jeppener, Altamirano y Gándara, ubicados al margen de vías terrestres de relevancia (las más próximas son la rutas provinciales 2 y 29) podrían obtener una nueva oportunidad para desarrollarse.

– El éxito de la rehabilitación podría incentivar la continuación de la recuperación ferroviaria en la provincia de Buenos Aires, replicando los beneficios aquí expuestos en otras zonas equiparables.

– La reintroducción de servicios ferroviarios de transporte de pasajeros implica la renovación de infraestructuras que luego podrían ser utilizadas para el transporte de cargas.

 

 

 

[1] Las inundaciones ocurridas en el 2015 en el centro este bonaerense afectaron la infraestructura del puente del Río Salado obligando, en consecuencia, a interrumpir la prestación del servicio de trenes el 23 de agosto de dicho año.

[2] Los horarios para los domingos y feriados son 18:18 y 5:36 h, respectivamente.

[3] Recorrer por ruta la distancia comprendida (161 km), conlleva en promedio, 1 h 48 minutos.

[4] Un servicio de micro desde la terminal de Retiro (C.A.B.A.) hasta Lezama cuesta entre 220 y 250 pesos (según duración y comodidad). Es decir, entre 75 y 140 pesos más caro que el ferrocarril.  

Back to Top