Las dificultades para formar alianzas. Análisis del episodio 03 – 07 de Game of Thrones.

  by    0   0

Una vez más el sistema multipolar de Westeros jugó a favor de los Lannister, tal como había sucedido durante la Guerra de los Cinco Reyes. Los Lores de Westeros, a pesar de percibir a la familia de Casterly Rock como la más poderosa y amenazante, no pueden formar una alianza. ¿Cómo es posible que siendo ya la 7° temporada los protagonistas todavía no lo hayan aprendido?

 

Desde la teoría realista de las Relaciones Internacionales pueden ofrecerse 3 respuestas:

 

1) Stephen Walt y su teoría del “balance de amenazas”: Walt afirma que los Estados no sólo balancean contra el poderoso sino que también lo hacen (y más frecuentemente) en dirección a los que perciben como una amenaza. Países como Irán y Rusia definen a EEUU como su principal amenaza. No obstante, sus despliegues militares y sus principales hipótesis de conflicto (es decir, la mismísima política de balance) se corresponden con escenarios regionales (en el caso de Rusia, la situación en Ucrania/Europa Oriental y en el caso de Irán, Arabia Saudita).

 

 

2) Randall Schweller y los balances sub-óptimos: Aun detestando o temiendo a la Casa Lannister, los Estados pueden preferir no balancear o no sumarse a alianzas. Jon Snow sabe que su territorio se encuentra lejos del alcance del ejército de Cersei y, tal como lo recordaba Roose Bolton, ellos nunca se aventuraron hasta el Norte. La geografía y el clima son escudos que le permiten al King in the North eludir una potencialmente costosa alianza con Daenerys.

 

 

3) John Mearsheimer y el Realismo Ofensivo: Mearsheimer argumenta que en un mundo anárquico, la supervivencia nunca está garantizada y, por lo tanto, el principal objetivo de los Estados es acumular poder. El autor asume tres postulados: 1) la ausencia de una autoridad central que proteja a los Estados favorece la creación de un sistema de auto-ayuda; 2) el hecho que los Estados siempre preservan para sí cierta capacidad militar y 3) los Estados nunca pueden saber con certeza, cuáles son las verdaderas intenciones de los otros. De este modo, Mearsheimer entiende que los Estados difícilmente cooperen entre sí y que sólo forjaran alianzas cuando enfrentan un poder que los amenace de forma directa. Por lo tanto, al no compartir un enemigo y desconfiar de ellos mutuamente, resulta difícil que se forme una alianza.

Deja un comentario

Back to Top