La Movilidad Urbana: Políticas y Desafíos de la región Metropolitana de Buenos Aires

El lunes 7 de Julio, la Escuela de Gobierno en conjunto con la Escuela de Arquitectura y Estudios Urbanos de la Universidad Torcuato Di Tella, llevaron a cabo un seminario sobre la Movilidad Urbana. El mismo está incluido dentro del “Ciclo de Seminarios: Aportes para la agenda de políticas urbanas”; y su propósito es poner en acción una revisión del sistema actual de transporte urbano en América Latina para luego, plantear una propuesta integral y sostenible de políticas públicas.

Cabe destacar que la conferencia estuvo integrada por un excelentísimo panel de profesionales del ámbito académico, metropolitano y nacional. Entre ellos se destaco la presencia del Lic. Andrés Pizarro (Consultor de la Unidad de Servicios de Infraestructura de CEPAL), el Arq. Andrés Borthagaray (Director del IVM América Latina y del Consejo de Planificación Estratégica de Buenos Aires), y la Prof. Cynthia Goytia (Directora CIPUV y de la Maestría en Economía Urbana-UTDT). A su vez, el Instituto del Movimiento realizo semejantes aportes respecto a contradicciones y ejes de análisis en el ámbito. Dicho instituto, o como suele denominárselo, fabrica del movimiento, señalo que existen una serie de elementos de la movilidad urbana que son vitales a la hora de entender la desconstrucción del transporte regional. Entre ellos se mencionan:

  • Movilidad activa: Es necesario revertir la vulnerabilidad de los peatones en torno a la falta de información en los diferentes servicios públicos de transporte. La agenda internacional sobre movilidad urbana se encuentra en desarrollo, por lo tanto, es difícil establecer ejes estructurales para una aplicación institucional coordinada a nivel comunitario.
  • El espacio público de la movilidad: En las últimas décadas se registran una serie de oportunidades perdidas para generar urbanidad. Los proyectos contemporáneos deben contemplar este déficit.
  • Congestión: Planificar estrategias frente a la sobrecarga de tráfico motorizado (construcción de una infraestructura alternativa).
  • El gobierno de la movilidad: Cuesta generar un ámbito donde se ponga en debate las diferentes perspectivas. Es importante modernizar el sistema de transporte y regular a los diferentes actores involucrados.

Supuesto esto, el contexto en el que se enmarca el continente Sudamericano está caracterizado por el incremento demográfico y la ampliación de la desigualdad. Esta situación es consecuencia de las décadas del ‘80 y ‘90, las cuales dejaron un déficit importante en lo respectivo a inversión, cantidad y calidad de infraestructura. Los expositores afirmaron que la desconstrucción de la problemática del transporte se puede evidenciar en el ámbito económico, social y financiero.

En primera instancia, el crecimiento económico genera un aumento de la motorización y la demanda absoluta, y por consiguiente, ocasiona la migración poblacional a los centros urbanos incrementando la provisión de transporte. Esta situación económica suscita una mayor extensión de la longitud de viajes pero la deficiente calidad e inversión en dicho sector, genera la creación de sistemas de transporte informales.

En segunda instancia, dentro del entorno social existe una limitada importancia al peatón y a no motorizados; en contraste, el automóvil significa para la sociedad un status social (la relación PBI per cápita – motorización muestra que las personas con mayor poder adquisitivo optan por adquirir automóviles).

En última instancia, la falta de coordinación entre los diversos niveles de gobierno en las regiones metropolitanas causa un gran problema sobre el financiamiento de los proyectos. Dicha falta de coordinación se manifiesta en acciones incoherentes o contradictorias en sectores vinculados entre sí.

En la charla debate, también se presento el IMU-Indicador de Movilidad Urbana del CIPUV que analiza las características de la movilidad en el Área Metropolitana de Buenos Aires. La presentación estuvo a cargo de la Magister y Directora del CIPUV, Cynthia Goytia. Mediante el muestreo de los estudios recientes se llegaron a conclusiones sobre el contexto social y económico en el que se encuentra la Ciudad de Buenos Aires con respecto al primer y segundo cordón bonaerense.

Es importante señalar como argumento principal, que si bien se va en dirección hacia una mayor integralidad en las resoluciones (transporte regional, tarjetas electrónicas, significativas inversiones e integración operacional y tarifaria), se han relegado los intereses del usuario en pos del transporte. El desafío mayor que afrontamos es el de proponer un cambio de paradigma que rompa con la falta de coherencia e integridad. Dicho paradigma debe priorizar el concepto de movilidad por sobre el de transporte (motorizados), planteando un hilo conductor que siga una lógica sostenible en el largo plazo. Para esto, es esencial lograr un dialogo intersectorial donde el equilibrio sea el usuario.

Back to Top