La fuerza de los vientos

c0b22eab75ee672a86f555b79f2e7184

Teniendo en cuenta que los precios del combustible parecen continuar creciendo (USD 97.65 según el WTI (West Texas Intermediate) para septiembre 2014 a nivel mundial en parte por la alta demanda y considerando los conflictos políticos y económicos existentes en los principales productores del mundo (Venezuela, Nigeria, Medio Oriente) todo parece indicar que la inestabilidad en los precios será un problema a nivel mundial. Lo cual también explica, mas allá de las iniciativas ambientalistas, porqué el mundo moderno busca otras alternativas que le permitan asegurarse el suministro eléctrico. En ese contexto, aparece con fuerza la Energia Eólica, que en pocos años, según datos proyectados por la EIA norteamericana (http://www.eia.gov) crecerá mas de un 100% desde 2009 a 2015 logrando un aumento del 127% en 25 años.

Considerando esta tendencia, es bueno preguntarse qué pasa con la Argentina en estos términos. Y lo cierto es que la generación eléctrica en nuestro país aun posee un alto grado de dependencia de la Energía Térmica convencional. Cerca de un 64% utiliza turbinas de ciclo combinado (gas/fuel oil), turbo vapor, turbinas a gas, diesel y solar. Los proyectos de energía eólica aun están muy sectorizados, como se puede apreciar en el mapa.

 

Abowind_mapa

abowind_datos

Fuente: Datos suministrados por Abowind

Según el portal de la Asociación Argentina de Energia Eólica (www.argentinaeolica.org.ar) la región patagónica es una de las regiones de mayor potencial eólico del planeta, gracias a la dirección, constancia y velocidad del viento. Siendo considerado el viento de mejor calidad del mundo.

Nuestro país posee casi en el 70% de su territorio vientos cuya velocidad media anual, medida a 50 metros de altura sobre el nivel del suelo, supera los 6 m/s (metro por segundo). La costa atlántica de la Provincia de Buenos Aires tiene vientos similares a los de las costas del Báltico y del Mar del Norte, superiores a los 7 m/s. Vastas zonas en la Patagonia media y sur cuentan con velocidades promedio que superan los 9 m/s y hasta 12 m/s. Existen también otras regiones en la Argentina con vientos de intensidades medias entre 7 y 10 m/seg, no sólo en la costa atlántica de la provincia de Buenos Aires sino también en varias provincias centrales.

Marco Regulatorio

Otro elemento que explica la situación de la Energía Eólica en Argentina tiene que ver con la falta de un marco regulatorio bien definido para el desarrollo de esta alternativa, lo cual dificulta el crecimiento del sector.

En principio, la ley 26190 declara de interés nacional la producción de energía eléctrica a través de fuentes alternativas de energía estableciendo como meta su incorporación hasta alcanzar un 8% de la energía eléctrica generada durante 10 años. Asimismo, establece como incentivos la exención impositiva de IVA y ganancias, en el caso de la adquisición de bienes y/o realización de obras. La remuneración adicional establecida para el productor es de $ 0,015 por kilovatio efectivamente generado, lo que implica un incremento en el precio de U$S5 por megavatio-hora.

Pero también podemos decir que el andamiaje legal existente para la generación y comercialización de la energía eléctrica podría aplicarse. Los entendidos en el tema consideran que  algunas resoluciones como la 1) Resolución de la Secretaría de Energía 1281/2006 referente a Energía Plus y 2) Resolución 95/2013 referente a esquema Cost Plus podrían funcionar para la Eólica generando cambio en el esquema actual de costos y beneficios.

1) 1281/2006: obliga a los grandes consumidores (mas de 300 kw) a adquirir de nuevas fuentes del mercado la energía por sobre su demanda en 2005 . Se debe asegurar una «cuota fija mínima» de energía que en caso de incumplimiento se debería cubrir con la compra de energía a precio spot (a precio actual en el mercado).

2) 95/2013: modifica la remuneración de los generadores (esquema de remuneración del costo fijo) a partir del cual se remunerará la Potencia Puesta a Disposición (PPAD), teniendo las empresas que ofrecer una disponibilidad superior al 80% de su disponibilidad media de los últimos tres años.

Es importante tener en cuenta que la crisis que viene atravesando el sector eléctrico, desde el congelamiento tarifario del 2001, ha llevado a un importante declive del nivel de inversiones en dicho sector lo que constituye una oportunidad para la Energía Eólica permitiendo una mejor remuneración al productor.

Lo que se viene

Los últimos dos complejos proyectados se estarían instalando en las cercanías de la localidad de Añelo, situada en el sur neuquino que adquirió mayor relevancia  por su ubicación estratégica para el desarrollo de la explotación no convencional de la formación Vaca Muerta. Estos dos complejos generarán 100 megawatts de potencia cada uno sumando una capacidad de 200 megawatts de procedencia renovable. El denominado Parque Eolico Añelo I, a cargo de PELVSA, se localizará a 5 kilómetros de la citada localidad, un predio de 7800 hectáreas (Has) sobre la Ruta Provincial 7. Por su parte, el Parque Eólico Añelo II, a cargo de PEVSA, tendrá lugar unos 21 kilómetros al  este, en un terreno de 3600 Has. Los complejos albergarán un mínimo de 40 y un máximo de 50 turbinas de entre 2,5 y 2 Mw por unidad. Dichos complejos, que implicarán la construcción de nuevas subestaciones transformadoras, se conectaran a una línea de 132 kilowatts.

Según lo expresado por la representante de Abowind, empresa alemana encargada del desarrollo e impulso de estos proyectos, Vanesa Revelli, en una entrevista concedida a la Revista Petroquímica (http://revistapetroquimica.com/tag/vanesa-revelli/), la puesta en marcha está prevista para 2015. La compañía instaló un mástil de medición de 85 metros, con anemómetros a cuatro alturas diferentes que desde hace dos años viene registrando las velocidades y dirección del viento en la zona.

La compañía viene realizando también estudios preliminares de los suelos, mediante una firma especializada, a fin de evaluar distintas características ambientales y geotérmicas requeridas para la autorización y el dimensionamiento apropiado de las instalaciones. Asimismo, se llevaron adelante estudios de impacto ambiental para determinar la viabilidad del proyecto en esos términos.

Las ventajas

Es importante considerar que la Energía Eólica posee una gran cantidad de ventajas que facilitarían e incentivarían su implementación entre las que se destacan:

-Es una energía limpia ya que no produce emisiones atmosféricas contaminantes, como el dióxido de carbono, que si generan el uso de los combustibles fósiles en la generación.

-Puede instalarse en terrenos no propicios para usos agropecuarios como desiertos o playas o bien puede complementarse con ellos.

-Todo indicaría que su instalación es bastante sencilla y puede complementarse con el uso de otras alternativas, como la energía solar.

Back to Top