Evento: “Cambios Estratégicos en el Espacio de Europa Oriental”.

DSCN1473

El 22 de Abril se realizó en UADE, el evento “Cambios Estratégico en el Espacio de Europa Oriental”. En la presentación, Juan Pippia (coordinador de Innovaes y docente de dicha casa de estudios) afirmó que a pesar de los casi 25 años que transcurrieron desde la desintegración de la URSS, al día de hoy  se experimentan consecuencias. En ese marco, la reciente crisis ucraniana puede citarse como el último coletazo de una situación geopolítica que todavía no se define. El cuadro estratégico se complejiza cuando debe ponderarse la continuación de la incertidumbre, los intereses en juego de las Grandes Potencias y la cercanía geográfica a la Unión Europea – un actor que todavía no posee una política exterior unificada – . Por lo tanto, los cambios estratégicos en el Espacio de Europa Oriental son una capítulo central, todavía no resuelto y con el potencial para generar secuelas a nivel global.

La mesa de panelistas fue abierta por Paola Di Chiaro (docente en UBA y Jefa de Gabinete de la Secretaría de Relaciones Internacionales del GCBA). Para Di Chiaro la Crisis de Ucrania y sus consecuencias incentivarán en Rusia un mayor alejamiento de Europa y Occidente y, al mismo tiempo, un acercamiento a China. Como evidencia mencionó el acuerdo energético firmado a mediados de 2014, el cual se materializó luego de diez años de negociaciones (http://innovaes.com/rusia-y-china-arriban-a-un-mega-acuerdo-energetico/). Por otra parte, mencionó que las sanciones contra Rusia significan una oportunidad comercial para Argentina. Pero también se preguntó sí Latinoamérica, y Argentina en particular, sabrán moverse en el “rompecabezas geopolítico” que significa la Crisis de Ucrania y sus derivados.

Luego tomó la palabra Dan Kucawca (columnista en tema internacionales en varios medios y asesor de la Diputada Nacional Patricia Bullrich). Para Kucawca el activismo de Rusia no es más que la continuación de una larga tradición expansiva, que puede remontarse a los tiempos de los Zares. En ese sentido, la anexión de Crimea puede explicarse como la consumación de la voluntad de Moscú de hacerse de puertos de aguas templadas. Así romper con el aislamiento que los puertos rusos sufren a razón del clima o la geografía. No obstante advirtió que la expansión tiene límites: Rusia no tiene hoy las espaldas económicas que entonces poseía la Unión Soviética. Por lo tanto, su expansión será limitada por insuficiencia de recursos.

En tercer lugar expuso Ilya Kotov (nacido en la ex URSS, abogado y docente en la UBA y UMSA). Kotov basó su ponencia en combinar sus experiencias personales con el relato de los principales sucesos políticos. En ese sentido, afirmó que el país no termina de definir su identidad geopolítica (sí se acerca a Europa o sí opta por Rusia), ni tampoco pudo ordenar y estabilizar su economía. Como evidencia explicó hace apenas unos diez años atrás, Ucrania experimentó la llamada “Revolución Naranja” que cambió el rumbo autoritario hacia uno más democrático. No obstante, concluyó que ni pro-rusos, ni pro-europeos pueden poner en orden al país.

Finalmente, se presentó Sebastián Vigliero (docente en UADE, UBA y UB). Apoyándose en la teoría del Realismo Ofensivo, Vigliero afirmó que se puede entender  la anexión de Crimea en el marco de un Estado (Rusia) que buscó maximizar su poder relativo y que vio en la Crisis de Ucrania una oportunidad dorada para expandirse. Es decir, a Moscú le resultó “barato” tomar la Península y es por eso que lo hizo. También caracterizó a Rusia como un “Estado Revisionista que está redefiniendo las fronteras y que le marca la cancha a la OTAN”.

Para cerrar, se dio lugar a una ronda de preguntas por parte de la audiencia y se agradeció a la universidad por brindar el auditorio.

Back to Top