El dilema maquiavélico. Análisis del episodio 05-07 de Game of Thrones.

En “Eastwatch” (S07-E05) se aprecia el clásico dilema maquiavélico: “¿Es preferible ser amado o ser temido?”. Por un lado están Cersei y Daenerys, quienes optan por ser temidas. Y en frente, se encuentran Tyrion y Varys, quienes se inclinan por un “príncipe amado”.

 

Cersei ya ofreció sobradas pruebas de su indiferencia hacia las masas. Recuérdese cuando decidió que los restos de la comida de la Purple Wedding no sean donados al pueblo de King´s Landing sino que alimenten a los perros del Rey. El desprecio por los campesinos se sintetiza en lo que podría llamarse la “tesis Lannister”: “The Lion doesn´t care about de opinon of the sheep”. En el último capítulo, la Reina de los Ándalos se resiste a cualquier alternativa que no sea retener su corona y entiende que un armisticio con Daenerys sólo servirá para ganar tiempo y reforzar sus tropas, gracias a la financiación del Banco de Braavos. En cierta forma, Cersei re-interpreta a Clausewitz: “la paz será la continuación de la guerra por otros medios”.

 

A diferencia de Cersei, en un principio Daenerys buscaba ser una “reina amada”. Esto puedo apreciarse en sus campañas en Meereen, Yunkai y Astapor, cuando en su lucha contra los esclavistas se hizo acreedora del título “la que rompe las cadenas”. Pero, tal vez producto de las revueltas de los Amos y las pérdidas de Yunkai y Astapor, Daenerys se volvió más hobbesiana y una vez arribada a Dragonstone pareciera haber abandonado el idealismo. En el último capítulo, la “nacida en la tormenta” decidió utilizar a su dragón para ejecutar a padre e hijo Tarly, quienes no la reconocían como la legitima reina de Westeros. Puede presumirse que la brutal sentencia, posiblemente, imponga en miedo en sus gobernados.

 

En cambio Tyron y Varys sostienen que el monarca de los 7 Reinos no debería abusar de su poder. Arribados a Pentos, Tyrion le pregunta a Varys que era lo que exactamente deseaba y éste le respondió: “Paz, prosperidad y un país donde el fuerte no depreda al débil”. Tyrion – apoyándose en el hobbesianismo genético de los Lannister – le contestó que tal cosa no existe. Pero Varys prosigue con su argumentación y afirma que lo que necesita el reino es: “Un monarca que pueda intimidar a los Lores e inspirar a la gente. Un líder amado por millones, con un poderoso ejército y el apellido correcto”. En “Eastwatch” ambos personajes comienzan a preocuparse que la Madre de los Dragones posea un poderoso ejército, un apellido correcto pero parecería que lo primero dejo de importarle.

Back to Top