¿Cómo influye la planificación urbana en la seguridad ciudadana?

Expertos en seguridad ciudadana coinciden en que el crimen organizado trasnacional con sus consecuencias directas como el homicidio y la violencia constituyen la principal amenaza para Latinoamericana y el Caribe. De acuerdo con informes del PNUD, América Latina fue la única región a nivel global en dónde esta clase de actividad se incrementó durante el período 2010- 2014. Este programa de Naciones Unidas propone que la solución para abordar este problema se centre en un enfoque multidisciplinario: educación, Derechos Humanos, fácil acceso a la justicia. En línea con esta visión, muchos países han optado por encarar el desafío desde la planificación urbanística. París, Medellín, Nueva York y Manchester son algunos ejemplos de cómo un proyecto metropolitano puede impactar en las tasas de criminalidad.

1. La idea de la planificación urbana relacionada con asuntos de seguridad ciudadana no es nueva, algo que puede verse con la París del siglo XlX. Durante la presidencia y posterior imperio de Napoleón lll Bonaparte (1852-1870) la ciudad luz era todavía medieval. El hacinamiento, las enfermedades y el hambre era algo muy habitual y cuando la situación se tornaba límite, comenzaban las grandes revueltas contra el gobierno y con ello la proliferación de los delitos. El Barón Haussmann fue el encargado de diseñar la París moderna que incluía un nuevo trazado urbano: bulevares, avenidas, plazas, alcantarillado, e iluminación que permitieron el control efectivo de las tropas gubernamentales y que la capital francesa fuera años más tarde catalogada como una de las ciudades más bonitas del mundo.

2. Ya en la actualidad, un término recientemente utilizado en el ámbito académico es el de “Ciudad Resiliente”. Este concepto hace referencia a la capacidad de una metrópoli para recuperarse pronto de los impactos que sufre el sistema y contribuir así a una mejora en la calidad de vida de sus ciudadanos. De esta forma, ONU- Hábitat destaca un conjunto de ciudades que son un ejemplo sobre urbanismo, dentro de las cuales sobresale la ciudad de Medellín. Esta ciudad implementó una acertada política: Por un lado integró sus principales medios de locomoción, mientras que por el otro, permitió que los ciudadanos que se encontraban en las zonas más postergadas tuvieran un acceso más ágil hacia el epicentro urbano. Estas medidas, sumadas a la construcción de centros educativos, sociales y bibliotecas permitieron una reducción significativa en la tasa de homicidios. Para ser más específicos: en el período 2012- 2015 la ciudad experimentó una baja del 66% en el índice de homicidios. Sin embargo, cabe destacar que este 2018 ha comenzado con un aumento significativo de este índice con respecto al año anterior.

3. En línea con el punto anterior, el Gobierno de Medellín tomó nota de una revolucionaria teoría que se instaló en Nueva York a principio de los setenta. La “Teoría de las Ventanas Rotas” enseñó a los medellinenses que incluso una pequeña transgresión del derecho, de no ser corregida, daría la imagen de un lugar “sin ley” creando las condiciones para que prosperasen delitos más graves. Por esta razón, cada vez que un vagón de metro aparecía pintado o rayado, este mismo era mandado a reparar de inmediato.

 4. Jane Jacobs fue una reconocida activista canadiense, teórica del urbanismo. Para la divulgadora científica el éxito de las grandes ciudades estribaba en la diversidad de usos combinado con el factor de la densidad para que los barrios no experimentasen una paulatina decadencia. Inspirada en la ciudad de Nueva York, su teoría era simple: a mayor concentración urbana, más ojos, más control y con ello menos crimen e inseguridad. Debido a esto, su diseño urbano debería incluir circulación constante de ciudadanos y la edificación edilicia debería mirar siempre hacia la calle. La teoría data de 1961, aunque hoy en día la podríamos equiparar con los sistemas de video- vigilancia que se ubican en las aceras.

5. ‎La visión de Jacobs también puede aplicarse a la ciudad de Manchester. En la década de los cincuenta la arquitectura urbana de esta ciudad incluía hacinamiento, edificios y jardines descuidados (situación que continuaba de la Revolución Industrial), la acción del gobierno tendía a eliminar estos barrios, pero inintencionalmente se terminaban por crear zonas periféricas en dónde el delito era moneda corriente. Años después, esta metrópoli se reinventó sobre los siguientes elementos: la inclusión de parques y calles comerciales con una conexión directa hacia el transporte público, como así también la preservación de áreas conservadas (y sus edificios históricos) pero manteniendo la estructura edilicia de la modernidad. Para Jacobs la prioridad no consistía en destruir las zonas problemáticas, sino más bien en considerar las zonas funcionales y aprender de ellas. Para la urbanista, las ciudades eran algo vivo en constante adaptación, algo que se ve en el ahora Plan de Desarrollo Sostenible 2030.

 

Back to Top