Asimetría urbana: ¿un plan británico para Argentina?

Algunas personas sostienen que la Argentina estaría mejor si hubiera sido “colonizada” por Gran Bretaña en lugar de resistirse exitosamente a “las invasiones inglesas”. Supuestamente, las costumbres, valores, etc. hubiesen permitido a la Argentina emular a esa nación imperial europea y no a otros países del tercer mundo.
Para aquellos que sostienen eso debe decirse que: Argentina es uno de los países que mejor copio el formato territorial urbano inglés, que lamentablemente resulto negativo.
Esto se refleja en lo siguiente: Londres, ciudad “costera” por su acceso fluvial al mar, es la principal ciudad de Gran Bretaña y ninguna ciudad se le asemeja en capacidad demográfica y financiera. Es 8 veces más grande que Birmingham, la segunda ciudad, y 18 veces más grande que Liverpool. Financieramente, Londres contribuye en un 24,5% de la actividad económica británica y los principales bancos del mundo tienen sede en esa ciudad.
Cuando analizamos a la Argentina, también encontramos gran concentración demográfica, urbana y financiera en una ciudad portuaria y alrededores; si tomamos CABA y Gran Buenos Aires (GBA), tenemos a aproximadamente 36% de la población argentina y 46% del PBI nacional. Asimismo, los principales bancos se radican mayoritariamente en esta zona.
En definitiva argentina se “britanizó”, muy a pesar del nacionalismo “criollo hispanista”. Ahora bien, pasaron los años y hay hoy en día planes ingleses que merecen analizarse. Si bien, como todo, debe ser estudiado y adaptado y no “simplemente importado”.
“The Northern Powerhouse: One Agenda, One Economy, One North” es el plan que el gobierno del Primer Ministro Cameron ha lanzado para “balancear” económica y demográficamente a Gran Bretaña. ¿Y cuál es el eje del plan?: El transporte. El gobierno espera potenciar a las ciudades y regiones aledañas de: Liverpool, Manchester, Leeds, Sheffield, Newcastle y Hull.
Para lograrlo se hace foco en la implementación total del HS2 (tren de alta velocidad), mejora de los trenes convencionales y de otros medios de transporte; fundamentalmente en sentido Este-Oeste y se tiene por objetivo mejorar el tiempo de viaje entre los principales centros urbanos y comerciales. Claramente, de todos los medios de transporte, los trenes son la clave para reducir los tiempos de viaje.

Plan Norte - GB

Lo interesante del proyecto radica en que se basa en casos internacionales. El documento cita los sistemas ferroviarios de: la región de Randstad de Países Bajos y la región Rhine-Rhur de Alemania.

Ejemplos europeos

En todos los casos se observa positivamente la articulación de regiones en base a la conexión ferroviaria eficiente de diferentes ciudades.

-En el caso de Randstad, involucra la conexión entre Ámsterdam, Rotterdam, La Haya y Ultrecht, con una población de 8 millones de personas. Las ciudades están conectadas por viajes de 30 a 50 minutos. Los tramos más largos son Amsterdam-Rotterdam y Amsterdam-La Haya con una distancia de entre 65-70 km (se demora entre 40 y 50 minutos).

-En el caso Rhine-Ruhr, las ciudades más importantes son Colonia, Dusseldorf, Duisburg, Essen y Dortmund, con una población de 23 millones de personas. El tiempo de conexión entre estas ciudades varía entre 11 minutos y 71 minutos. El tramo más extenso es el Colonia-Dortmund, con 87 km (se demora 71 minutos).

Para el caso británico, según los planes de mejora del transporte: un viaje de aproximadamente 160 km entre New Castle y Leeds debería realizarse en 60 minutos (hoy, 87 min) y, uno corto, como de Manchester a Sheffield, de 50 km aproximadamente, debería lograrse en 30 minutos (hoy, 48 min).

Para ponerlo en términos locales, estamos diciendo que un viaje de CABA a San Pedro (154 km) debería poder llevarse a cabo en 60 minutos y uno entre CABA y Pilar (50 km), aproximadamente, debería tardar sólo 30 min.

Comparando las distancias de otras provincias argentinas, 130 km también equivalen a un viaje entre Rio Cuarto y Villa María, dos polos económicos de Córdoba. Y 50 km equivalen aproximadamente a la distancia entre Ciudad de Córdoba y Jesús María.

El plan también incluye la mejora de las instalaciones viales y ferroviarias de carga y de depósitos comerciales. Es decir, se concibe no sólo el transporte de ciudadanos entre centros urbanos sino también la mejora del vínculo entre puerto y ciudades. Asimismo, se proyecta invertir en los puertos de Tyne, Sunderland, Tees&Hartlepool, Hull, Goole, Grimsby&Immingham, Heysham, Manchester y Liverpool.

Distribution GB

Otro eje del Plan es fomentar la especialización de las ciudades inglesas, a fin que cada una atraiga inversiones relacionadas a sus sectores y evitar así rivalidades por la captación de fondos. Por ejemplo, Liverpool se enfoca en las industrias creativas, Manchester en medios de comunicación, Leeds en asuntos legales, Sheffield en manufacturas avanzadas, Hull en energía y New Castle en software.

Finalmente, se fomentarán las Universidades, aprovechando el gran prestigio de las Universidades del Norte de Inglaterra.

 

Conclusiones

En definitiva, más allá de las diferencias existentes entre ambos países, queda en claro que los británicos han desarrollado un plan que –gracias a nuestra “copia” de la urbe londinense– podría servir para disparar algunas acciones en materia de infraestructura argentina.

-En principio, explica la centralidad del transporte como la única manera de dar más dinamismo a regiones “rezagadas”; si no se facilita el transporte de bienes y de personas, difícilmente las ciudades secundarias crezcan. En ese sentido, se debe notar que el transporte ferroviario es clave para facilitar la movilidad reduciendo a su vez tiempos de viajes, especialmente para viajes diarios.

-Segundo, apuesta a promover el comercio mediante inversiones en toda la cadena logística: puerto, vías de comunicación y depósitos. De este modo, demuestra una visión integral del problema y no realiza acción sin coordinación con otros proyectos.

– Tercero, concibe la idea de “cooperación” entre diferentes ciudades, promoviendo la especialización de bienes y servicios de manera coordinada y no dejada al azar. Este objetivo también contempla la mayor autonomía de las ciudades.

Ciertamente, estas ideas bien podrían aplicarse para mejorar la conectividad de la Región Metropolitana de Buenos Aires (RMBA). Por ejemplo: si se realizaran obras para que recorridos de 130 km se efectuasen en 60 minutos, se podría lograr que más población abandone CABA y el 1º Cordón del Conurbano hacia distritos más lejanos. Pudiendo llegar rápidamente a su trabajo en CABA, sería posible que mucha gente emprenda una mudanza hacia los distritos que se encuentran más allá del 3º Cordón. Adicionalmente, disfrutarían de un mejor nivel de vida, promoverían nuevos asentamientos y centros de consumo. En ese sentido, en Innovaes analizamos el caso de Zárate.

Más allá de la RMBA, las ideas del plan inglés son también adaptables al interior del país. Acá el objetivo sería regionalizar áreas de manera real (es decir, con la creación de infraestructura y no sólo discursivamente). En principio podemos divisar tres áreas susceptibles de regionalizarse.

-El centro de la Provincia de Buenos Aires: Olavarría, Tandil, etc. podrían constituirse en una región económica.

-En Córdoba: el corredor productivo Rio Cuarto-Villa María podría ser otro caso exitoso.

-Entre Córdoba y San Luís: podría darse un eje San Luís-Villa Mercedes-Rio Cuarto.

Argentina centros potenciales

En definitiva, debe estudiarse caso por caso, haciendo estudios de factibilidad y seleccionando regiones prioritarias. Quizás sólo de esta manera se pueda lograr el gran objetivo de “poblar la Argentina” de manera más uniforme.

 

Bibliografía

“The Northern Powerhouse: One Agenda, One Economy, One North”
Back to Top